¿Se puede estirar la pintura?

¿Se puede estirar la pintura?

Estirar la pintura o hacerla rendir más es posible, claro, pero casi nunca es recomendable. Te explicamos porqué.

More...

Pensar en estirar la pintura se debe normalmente a que, o bien hemos hecho mal los cálculos de rendimiento para saber cuanta pintura necesitaríamos para el trabajo que estemos haciendo, o bien porque queramos ahorrarnos pintura.

Para estirar la pintura lo que se hace es diluirla o bien con agua si es una pintura al agua o con el disolvente que corresponda si es una pintura al disolvente.

Si pensamos estirar la pintura porque estamos llegando al final del trabajo y vemos que nos va a hacer falta por mal cálculo, será una mala idea sobre todo si estamos pintando con colores porque ese color se quedará más transparente, menos cubriente y, por supuesto afectará al conjunto. es mejor no escatimar y hacer un buen trabajo. 

Si pensamos ahorrarnos pintura estirándola, a mal acuerdo habremos llegado porque disminuiremos enormemente las características de la pintura tanto en cubrición como en calidad, lavabilidad, etc. Además, lejos de hacer rendir más a la pintura, lo que haremos será trabajar el doble porque al terminar la primera mano que demos, veremos que ha quedado demasiado "transparentosa", lo que nos obligará a dar una segunda o tercera mano para llegar al mismo punto que si no hubiésemos diluido tanto esa pintura, con la desventaja de que las características de calidad seguirán mermadas aun dando más manos, lo único que haríamos sería llegar a la cubrición.


Pintura demasiado diluída: más manos, menos calidad y más trabajo.

¿Pero en qué casos es bueno estirar la pintura?

En algunas ocasiones se pude usar la misma pintura para imprimar el soporte diluyéndola más de lo que prescribe el fabricante con el fin de que penetre más en ese soporte y nos aporte dureza, estabilidad y regulación de la absorción.

Esto solo se puede hacer cuando hablamos de pintura que tengan una buena calidad porque tendrán una mayor proporción de estos componentes de resinas, vinilo y látex que necesitamos para una correcta imprimación.

Nuestro consejo es que se use mejor las imprimaciones que esta técnica a no ser que el propio fabricante lo aconseje en un producto determinado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando, estás aceptándola.
A %d blogueros les gusta esto: