Como limpiar brochas y rodillos después de usarlos

limpieza de brochas

Como limpiar brochas y rodillos después de usarlos

Limpiar brochas y rodillos.

Una vez que terminamos el trabajo de aplicación de pintura en muebles, paredes, etc, llega la hora de guardar tanto las sobras de pintura como de las herramientas usadas.

Del mantenimiento que demos a brochas, paletinas y rodillos dependerá que sean aptos para volver a usarlos en otra ocasión.

limpieza de brochas

Limpiar brochas y pinceles

Deberemos escurrir bien los restos de la pintura que aun queda en el pincel o la brocha pasándolo bien por el borde de la lata de pintura, incluso pasando varias veces por alguna madera o cartón que tengamos para desechar.

Después, dependiendo del tipo de pintura que hayamos usado, lo lavaremos con agua o con disolvente.

Si hemos utilizado pinturas acrílicas al agua, plásticas, vinílicas o látex, los lavaremos con agua, si está tibia mejor, para acabar con un poco de jabón y enjuague final.  Para guardar las brochas, lo mejor es colgarlas del hueco que tienen con las cerdas hacia abajo, de esta forma no cogerán curvatura los pelos.

Si hemos utilizado pinturas al disolvente como esmalte sintético, barniz o lacas, la limpieza habrá de hacerse con disolvente o aguarrás, hasta que deje de salir coloreado. Después le daremos otra pasada con agua y jabón, enjuague y para guardarlos, igual que dijimos antes, colgados por el hueco con las cerdas hacia abajo.

Limpieza de rodillos

para la limpieza de los rodillos, el proceso en igual que con las brochas, dependiendo de la pintura que hayamos aplicado, lo lavaremos con agua o con disolvente, para acabar con agua y jabón.

una vez enjuagado, para guardarlos, les daremos una pasada rápida sobre alguna madera para desechar o que no nos valga y conseguiremos que por inercia salga casi toda el agua restante, quedando todos los hilos del rodillo bien estirados hacia afuera. los colgaremos y una vez secos los guardaremos.

Cómo recuperar una brocha o pincel con pintura seca

 

Para una fácil recuperación de estas brochas, la sumergimos por unos minutos en quitapinturas y luego lavamos con agua y jabón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Has añadido correctamente este producto en tu carrito:

A %d blogueros les gusta esto: