Blog

60-30-10

Combinar colores como los decoradores. Regla del 60-30-10

¿Qué es esto de 60-30-10?

Para decorar tu casa, habitación o salón, no sólo has de tener en cuenta el color, sino las posibles combinaciones que se puedan hacer para quedar el conjunto visualmente armónico. Un forma sencilla de hacer estas combinaciones, y que te ahorrara tiempo, es la regla del  60-30-10.

Estos números corresponden a porcentajes, y aunque no hayas reparado nunca en ello, si ves las fotos de revistas de decoración, te darás cuenta que los decoradores hace uso de esta fórmula para armonizar espacios.

Para seguir la regla 60-30-10 se ha de elegir tres colores, se utilizará el color dominante en sesenta por ciento del espacio como punto de atracción visual, el color complementario para el treinta por ciento del espacio, y el color de acento en el diez por ciento.

Estos proporciones nos crearán una decoración armónica, puesto que el color principal será el punto de atracción visual, el color secundario le da interés, y el 10 por ciento restante para el color de detalles.

30-60-90

Estas proporciones no solo se utilizan en la decoración, en perfumería se llama fórmula magistral y en la naturaleza es la proporción áurea.

Color dominante 60%

El color dominante suele ser el de la mayor parte de las paredes, por ejemplo la superficie de 3 paredes de las 4 que tenga la estancia. Aunque bien es verdad que no es la única forma de ponerlo en la práctica, puede ser que sea un sola pared sumando cortinas y algún armario que compartan ese color dominante, dejando el resto de paredes para la siguiente proporción del 30.

Por lo general el color dominante debería ser neutro, especialmente si planeas una decoración tranquila. Si quieres darle más fuerza a tu decoración, usarás colores contundentes, pero tendrás que equilibrarlo usando neutros en las otras dos categorías, para no crear una estancia demasiado cargada.

 Color secundario 30%

El color secundario por lo general es el que tendrán los muebles, aunque si no tiene muchos la estancia, se incorporarán elementos como cortinas, alfombras, etc. Recuerda que este 30 por ciento no es de ningún espacio específico, solo has de asegurarte de que tengas un color secundario que tenga el 30 por ciento del total de la superficie.

Para la elección del color, elige un tono que te guste, es aquí donde has de poner ese color que habías pensado, y que complementará a la proporción dominante del 60%.  Si va a ser el color de los muebles, recuerda que siempre tienes la opción de pintarlo, que no te condicione el color que tengan.

Color de acento 10%

El color de acento se usará en el diez por ciento de la decoración, por lo que lo podemos verlo mas que nada en los detalles. Cojines, almohadones,  piezas decorativas, cuadros, velas y todos los detalles que sean de este color que elegiste para el 10%.

Aquí en este porcentaje es donde puedes usar colores llamativos, negros, metálicos, tonos fuertes… Este porcentaje de color, además te permitirá ir cambiadolo con más facilidad según tendencia o colores del año.

Leer más...
limpieza de brochas

Como limpiar brochas y rodillos después de usarlos

Limpiar brochas y rodillos.

Una vez que terminamos el trabajo de aplicación de pintura en muebles, paredes, etc, llega la hora de guardar tanto las sobras de pintura como de las herramientas usadas.

Del mantenimiento que demos a brochas, paletinas y rodillos dependerá que sean aptos para volver a usarlos en otra ocasión.

limpieza de brochas

Limpiar brochas y pinceles

Deberemos escurrir bien los restos de la pintura que aun queda en el pincel o la brocha pasándolo bien por el borde de la lata de pintura, incluso pasando varias veces por alguna madera o cartón que tengamos para desechar.

Después, dependiendo del tipo de pintura que hayamos usado, lo lavaremos con agua o con disolvente.

Si hemos utilizado pinturas acrílicas al agua, plásticas, vinílicas o látex, los lavaremos con agua, si está tibia mejor, para acabar con un poco de jabón y enjuague final.  Para guardar las brochas, lo mejor es colgarlas del hueco que tienen con las cerdas hacia abajo, de esta forma no cogerán curvatura los pelos.

Si hemos utilizado pinturas al disolvente como esmalte sintético, barniz o lacas, la limpieza habrá de hacerse con disolvente o aguarrás, hasta que deje de salir coloreado. Después le daremos otra pasada con agua y jabón, enjuague y para guardarlos, igual que dijimos antes, colgados por el hueco con las cerdas hacia abajo.

Limpieza de rodillos

para la limpieza de los rodillos, el proceso en igual que con las brochas, dependiendo de la pintura que hayamos aplicado, lo lavaremos con agua o con disolvente, para acabar con agua y jabón.

una vez enjuagado, para guardarlos, les daremos una pasada rápida sobre alguna madera para desechar o que no nos valga y conseguiremos que por inercia salga casi toda el agua restante, quedando todos los hilos del rodillo bien estirados hacia afuera. los colgaremos y una vez secos los guardaremos.

Cómo recuperar una brocha o pincel con pintura seca

 

Para una fácil recuperación de estas brochas, la sumergimos por unos minutos en quitapinturas y luego lavamos con agua y jabón.

Leer más...

Decora las paredes de otra forma

Dale un nuevo aire, decora las paredes de otra forma

Satinado, mate, brillo y pátina, las técnicas más utilizadas.

Para la decoración de tus paredes podemos utilizar técnicas diferentes a las habituales. Estas técnicas las utilizaremos siempre sobre paredes lisas y no con gotelé. Una de estas técnicas sería el satinado, de fácil lavado y resistencia.

Otra técnica es la pintura mate, esencialmente para imperfecciones de la pared. Un inconveniente del mismo es su NO lavabilidad.

Otra técnica mas es el brillo. Totalmente al contrario del mate, se debe utilizar en viviendas nuevas ya que no ha de ocultar defectos. La pátina, otra técnica usada para imitar transparencias, luces y sombras, aplicada con diferentes elementos como pueden ser:

• Trapos, consiguiendo efectos irregulares y rústicos. Para utilizarlo con trapo primero daremos pintura a brocha y posteriormente eliminaremos esta con un trapo hasta que aparezca la pintura que hay debajo.

• Esponjas. Destacaremos habitaciones determinadas. Dando varias capa la pared, daremos varios toques a la pared con la esponja húmeda pero escurrida.

• Peine. Conseguiremos combinar atractivamente colores únicamente con pasar el peine una vez se aplique la pintura.

Leer más...
cambiar el color

Cambiar el color de tus paredes

Para cambiar el color de tus paredes de la manera mas rápida y sencilla.

¿Qué necesitaremos?

Materiales:

  • Temple.
  • Masilla reparadora.
  • Pintura plástica.
  • Imprimación tapa poros.
  • Lejía.

Herramientas:

  • Lija.
  • Espátula.
  • Cúter.
  • Cinta de carrocero
  • Rodillo.
  • Brocha o paletina para recortes

Lo primero que haremos será verificar la adherencia de nuestra pintura. Cojamos el cúter y hagamos cortes cruzados en la pared a unos 3 mm. de separación de manera que quede un enrejado de cortes. Se limpia bien y se observa si hay desconchados. En caso de que se hayan quedado sin caer mas de un 80% de los cuadraditos la pintura estará adherida, si no, habrá que raspar o lijar la pintura vieja.

Si la pared tiene humedad, habrá que repararla y dejarla que seque. Haremos una masilla reparadora para reparar grietas, teniendo en cuenta que debera de estar mas dura que para extender. Tapamos grietas e irregularidades con la espátula o en caso de superficie grande utilizaríamos una llana. Antes que se seque, retocamos con una esponja mojada en agua las imperfecciones. Cuando se seque retocamos con una lija.

Leer más...
cuanta pintura hace falta

¿Cuanta pintura hace falta?

Cómo saber cuanta pintura hace falta para nuestro trabajo.

Un trabajo previo de planificación y acondicionamiento de la la estancia es fundamental cuando se afronta un trabajo tan importante en la decoración de una casa como el de pintar las paredes Para ello y antes de nada, tendremos que planificar uno de los aspectos mas cruciales para esta tarea, como es el cálculo de pintura que utilizaremos. Cuando realicemos una mezcla tendremos que preparar la cantidad necesaria para no quedarnos cortos, ya que en caso contrario nos encontraríamos con el problema de los diferentes tonos de diferentes mezclas. Si no queremos que nos suceda tendremos que tener en cuenta:

· Espacio que vamos a pintar:

Calculemos el perímetro de la habitación o la estancia a pintar. Incluyendo puertas y ventanas. Una vez sepamos los metros cuadrados tenemos que tener como referencia que un litro de pintura plástica nos permitirá cubrir alrededor de 10 metros cuadrados por mano con las superficies en buen estado.

cuanto necesito

· Porosidad de la superficie .

Si nos encontramos con una superficie nunca pintada, tenemos que tener en cuenta que esa superficie será muy porosa, por lo que nuestro consumo en pintura será mucho mayor que si la superficie ya está pintada.

· Tipo y condiciones en las que se encuentra la pintura anterior .

Como una de las tareas más habituales es pintar sobre superficies ya pintadas, sepa que si éstas se encuentran en buen estado y tienen como base pintura plástica, podrá solucionar el trabajo con menor cantidad de la que necesitaría en caso de que no se diera este supuesto..

· La similitud de los colores .

Muchas veces no se tiene en cuenta en la planificación, pero uno de los factores que más influyen el gasto de pintura es la similitud del color que había previamente y el que se quiere aplicar. Colores muy diferentes supone tener que aplicar una capa más, lo que puede llegar a ser un gasto de pintura de un 25% adicional.

· Texturas .

Si se pretende generar efectos de textura, o si el soporte a repintar tiene gotelé, picado o es una fachada de monocapa, la pared requerirá más cantidad de pintura.

Leer más...